Desventajas de liberar al pez dorado a la pesca comercial en Los Cabos


Sin duda, una de las actividades más populares en Baja California Sur y Cabo San Lucas es la pesca deportiva. Cada año cientos de barcos se dan cita en las aguas de este estado, llevando a numerosos visitantes nacionales e internacionales a la mar en busca de trofeos marinos participando en populares torneos de pesca.



Ante la reciente propuesta que pretende abrir a la pesca comercial la captura y distribución del Pez Dorado, se han alzado varias voces en contra, argumentando que una iniciativa de esta índole afectaría principalmente a las economías locales, al dañar a la industria de la pesca deportiva y recreativa, segmento de suma importancia especialmente para Los Cabos.

Pero y es que las implicaciones van más allá de un daño a la economía. Estas son algunas desventajas e implicaciones que causaría la liberación del Pez Dorado a la pesca comercial:


1) Sobre Explotación de la especie

La liberación atraería a un gran número de embarcaciones que quieran capturar al pez dorado, y al no ser una especie numerosa, la comercialización terminaría causando una sobre explotación que podría acabar con este tipo de pez en un corto tiempo.

Es un hecho que la pesca comercial está mermando varias especies marinas en general, por lo que liberar el pez dorado representa un gran riesgo para sus poblaciones, que tanto se han ido cuidando, no solo en Los Cabos sino en cada uno de los estados que cuentan con algún litoral.


2) Afectaciones al medio ambiente y a otras especies

El pez dorado es una especie esencial en la cadena alimenticia del marlin, el cual es un pilar de la pesca deportiva, por lo que, el liberar el pez dorado a la libre comercialización ocasionaría una escalada de afectaciones al medio ambiente, pues esta iniciativa abriría la puerta a la pesca incidental de esta segunda especie. Al llevarse a cabo esta propuesta de liberación, embarcaciones de gran tamaño llegarían a las costas de Baja California Sur a capturar el pez dorado y junto con ellos, existe un muy alto riesgo de que se lleven a otras especies, como la antes mencionada.


3) Perdida de popularidad de Los Cabos como un destino de pesca deportiva

Solo en 2019 alrededor de 300 mil turistas visitaron el destino para practicar la pesca deportiva, lo que generó una derrama económica de 450 millones de dólares y 60 millones de pesos en licencias para pescar. Por si fuera poco, los torneos de pesca involucran la participación de 3 mil embarcaciones, cada una de las cuales generan en promedio 5 empleos directos y 10 indirectos. Expertos de la industria de pesca afirman que resulta más rentable llevar a un turista a que capture un pez dorado en la mar, a que este sea capturado por un barco pesquero y posteriormente vendido al mismo turista en un restaurante.


4) Disminución de la derrama económica en múltiples sectores

La afectación a la derrama mencionada previamente no solo se limita a la industria de la pesca deportiva, sino que también se verían perjudicados otras industrias como la hotelera, restaurantera, prestadores de servicios como los taxis, transportadoras, lanchas, choferes, y cualquier persona que no necesariamente esté ligada de manera directa a la industria de la pesca deportiva en el municipio de los Cabos.


5) Mala imagen del destino en el extranjero

Si la iniciativa de la liberación de la libre pesca del pez dorado en Los Cabos, existe el riego de que otras naciones del mundo cataloguen al destino como depredadores e insensibles hacia la protección de la especie, o como indiferentes ante las posibles afectaciones al medio ambiente.


6 )Exportación del pez dorado en riesgo

De momento en Estados Unidos se prepara una iniciativa para prohibir la comercialización del pez dorado en dicho país, lo que dificultaría la venta de este producto en el caso de que llegara a aprobarse la iniciativa de la libre pesca del pez dorado.


Conclusión

Queda claro que Los Cabos es a la fecha un destino ideal para los deportes acuáticos y un atractivo museo con un catálogo de infinidad de especies marinas disponibles para pescadores deportivos de todo el mundo. Si lo visitas, no te olvides de vivirlo, disfrutarlo y sobre todo de cuidarlo.